Dietas Grain Free e Ingredientes Funcionales — PetShopChicureo.cl We Wuaf The World

Dietas Grain Free e Ingredientes Funcionales

Alimento funcional es la denominación que tiene todo alimento o ingrediente que, además de las funciones nutricionales básicas, cuando consumido como parte de la dieta usual, produce efectos metabólicos y/o fisiológicos y/o efectos beneficios para la salud, que debe ser seguro para consumo sin supervisión profesional.

Así, además de la notoria reducción de carbohidratos y el aumento de ingredientes de origen animal, los alimentos grain free también son enriquecidos con ingredientes funcionales, incluyéndose los prebióticos, los antioxidantes naturales, la L-carnitina, la glucosamina y la condroitina y los ácidos grasos poliinsaturados detallados más adelante.

Fibras solubles y prebióticos

En los alimentos grain free las fibras solubles son incoporadas principalmente mediante inclusión de frutas y legumbres deshidratados, pero también como pulpas de raíces tuberosas como la remolacha y la zanahoria, además de fibras purificadas de cebada, avena, psyllium, etc.

Las fibras solubles actúan como substratos para la fermentación en el colon, que modifican la microflora y la fisiología del colon. En el tracto gastrointestinal proximal, ejercen efecto sobre el vaciado gástrico y la absorción en el intestino delgado. También son agentes espesantes y esta propiedad tienda a aumentar la viscosidad del bolo alimentario, para disminuir la tasa  de vaciado gástrico y causa saciedad e impacto sobre la ingestión de alimentos.

Así, en el tracto gastrointestinal proximal, las fibras solubles modifican la saciedad, modifican el metabolismo de los carbohidratos, y modifican el metabolismo de los lípidos. En el colon, ellas son fermentadas y alteran la composición de la flora intestinal y el metabolismo a través de la producción de ácidos de cadena corta. Como este tipo de fibra puede reducir los niveles postprandiales de glucosa, triglicéridos y colesterol de la sangre, las convierte en especialmente importantes en las dietas terapéuticas, como para perros obesos o diabéticos.

La alimentación de los enterocitos y colonocitos por los AGB conduce a una hipertrofia de la mucosa intestinal, aumento de peso y superficie, lo que optimiza la digestibilidad de los nutrientes a través de la expansión de su superficie de absorción. Los animales que reciben fibras moderadamente fermentables tienen un aumento del tamaño del colon, mayor área de superficie mucosa e hipertrofia de la mucosa, cuando se compara con los animales que reciben fibra no fermentable.

Algunas fibras solubles (como la insulina y otros FOS) son, de preferencia, fermentadas por bifidobacterias y lactobacilos y aumentan el nivel de estas bacterias saludables en la microflora. Esto ha sido llamado como "efecto prebiótico".

Los prebióticos son ingredientes nutricionales no digeribles que afectan de modo beneficioso el hospedero y estimulan selectivamente el crecimiento y la actividad de una o más bacterias beneficiosas intestinales y mejoran la salud de su hospedero.

En casi todos, los prebióticos también son fibras vegetales, entretanto son agrupados a parte por presentar efectos fisiológicos característicos. Así, fibras solubles como fibras de frutas y determinadas fibras purificadas, como de avena y cebada pueden ser fisiológicamente consideradas como prebióticos.

Como ejemplo de compuiestos prebióticos tenemos los oligosacáridos, como los producidos por degradación de la inulina y los producidos por degradación de la hemicelulosa. 

Los fructooligosacáridos (FOS) son oligosacáridos naturales que contienen un cadena de fructuosa y una unidad de glucosa terminal, con unidades polímeros que pueden variar de 2 a 60. Los FOS se encuentran en alimentos vegetales como la raíz de achicoria, cebolla, ajo, esparrago, banana, tomate, cebada, centeno, avena, trigo, alcachofas. La Oligofructuosa es definida como una fracción de oligosacáridos con grado de polimerización menor de 20, aunque los productos comerciales normalmente tienen un valor promedio de 9 a 10.

Otro punto positivo es que la ingestión de FOS no afecta la secreción de insulina y ni los niveles de glucosa sanguínea, se pueden utilizar las dietas específicas para el control de la obesidad o de patologías como la diabetes en los perros y gatos. Además, el suministro de energía es menor que otros carbohidratos simples, como la glucosa, con una contribución entre 2,51 y 2,86Kcal/g, como consecuencia de la absorción en el intestino grueso y posterior metabolización de los AGV producidos.

Varios estudios han demostrado que la ingestión de FOS y/o inulina mejoran la absorción de calcio y magnesio. Esta mejora está asociada a la disminución de PH en el intestino grueso.

Artículo siguiente Alimentos para gatos con enfermedades del tracto urinario bajo